Por años, los sistemas de seguridad con alarmas vía radio han sido equipos altamente efectivos para prevenir y combatir robos en España y a lo largo del mundo.

 

De hecho, las alarmas con comunicación por radio fueron las primeras en comercializarse en todo el territorio nacional y aún son las más demandadas y vendidas del país.

 

Y es que estos dispositivos de seguridad inteligente han demostrado ser muy útiles cuando se trata de ofrecer un plus de seguridad a la propiedad y tranquilidad a los dueños de casa.

 

Las alarmas vía radio sin duda son la opción predilecta cuando se trata de seguridad privada, entre otras cosas porque son las más ofertadas por las empresas de seguridad privada. Adicionalmente, porque suelen ser más económicas y accesibles que otros tipos de alarmas de seguridad.

 

Además del precio, muchos usuarios deciden instalar alarmas vía radio porque son de fácil instalación, ideales para casas y también para negocios y además su mantenimiento y sustitución son más sencillos que el de otros dispositivos.

 

Hasta la fechas, las alarmas vía radio aún son recomendadas por los expertos en seguridad privada y quienes ya las poseen pueden sacarle mucho provecho actualizando la programación o anexando algunos dispositivos de hardware para actualizar y modernizar su sistema integral.

 

Las empresas de seguridad privada también perciben algunos beneficios al ofertar este tipo de dispositivos de seguridad. Les genera, entre otras cosas, mayor margen de beneficio y la instalación es tan rápida y segura que implica menos gastos también para el instalador.

 

Sin embargo, las alarmas vía radio también tienen otras desventajas que hoy en día están comenzando a ser tomadas en cuenta por los fabricantes, que han optado por ofertar también otro tipo de alarmas, como las cableadas o las inalámbricas con otro tipo de comunicación.

Alarmas de Hogar y Negocio
¿Ya encontraste el sistema de alarma que se adapte a tu hogar o negocio?
Comparar Precios de Alarmas

Cuando no son bidireccionales

Este “error” de las alarmas vía radio ha sido ya muy superado por varios fabricantes, que ya ofertan alarmas bidireccionales con las cuales no hay interrupción alguna en el funcionamiento. Sin embargo, quienes aún ofertan alarmas de aun dirección no hay comunicación directa con la tarjeta de control.

 

Sin embargo, aún hay alarmas vía radio que funcionan con temporizador. Es decir, con detectores que señalan los movimientos cada 10 minutos y durante ese tiempo la alarma de alguna manera carece de efectividad. Ciertamente, con este método se ahorra batería, pero también quedan vacíos en la protección del hogar y se convierte en una potencial debilidad de algunos sistemas de seguridad vía radio que ya está siendo aprovechada por ladrones e intrusos para sus fechorías.

Interferencias

Este es otro aspecto que sin duda está siendo superado por los fabricantes de equipos de seguridad privada, a través de la creación y comercialización de alarmas anti inhibidores de señal.

 

Sin embargo, como es el caso de la gran mayoría de los dispositivos electrónicos con seguridad inalámbrica, las alarmas pueden llegar a mantener interferencias que se producen en el espectro radioeléctrico y afectan su funcionamiento.

 

Aunque la mayoría de las alarmas hoy en día gozan de una única frecuencia de seguridad, puede que algunas alarmas vía radio compartan su frecuencia con otros dispositivos electrónicos lo que puede convertirse en aún desventaja.

Mayor costo de mantenimiento

Las alarmas de seguridad vía radio portan una pila que se agosta dependiendo de las veces en las que llega a utilizarse el detector. Esto se traduce en la imperiosa necesidad de tener que estar constante cambiando las pilas del dispositivo electrónico lo que supone mayores gastos para los propietarios de la alarma a la hora de hacer cambios en los dispositivos que acompañan el funcionamiento de la alarma.

Riesgos de “fallas” o mal funcionamiento

Estos riesgos son siempre mayores cuando se trata de dispositivos inalámbricos. Y aunque en honor a la verdad muchas de esas fallas que se registraban anteriormente en las alarmas han disminuido considerablemente, la verdad es que existe el riesgo de que cambios en el mobiliario cambien la potencia de la emisión que generalmente es baja. Los cambios en casa como nuevas construcciones, anexos, adornos decorativos o plantas pueden llegar a afectar la señal de los detectores, generando la necesidad de cambiarlos a lugares más estratégicos y con comunicación más directa y efectiva.