Una campaña por parte de muchos distribuidores de sistemas de seguridad privada para casas o para negocios ha estado desvirtuando las funciones de las alarmas con cuotas mensuales.

Alarmas de Hogar y Negocio
¿Ya encontraste el sistema de alarma que se adapte a tu hogar o negocio?
Comparar Precios de Alarmas

Desconozco las razones, pero la verdad es que hay una campaña en contra de estos dispositivos electrónicos de protección, que lejos de generar problemas a los usuarios, ofrecen muchas ventajas en materia de seguridad.

 

Creo que, en este sentido, es pertinente que los usuarios conozcan en detalle las funciones de estos sistemas de seguridad para casas, apartamentos, pisos o negocios y puedan decidir entre las alarmas con cuotas mensuales y las alarmas sin cuotas mensuales.

 

En Internet, específicamente en los foros sobre seguridad privada para inmuebles, abundan las preguntas de los usuarios con relación al pago de cuotas en dispositivos de seguridad.

 

La mayoría de las inquietudes de los usuarios están basadas en las “molestias” que pueden generarse a consecuencia del pago mensual de cuotas por protección a una central receptora de alarmas.

 

Otros, en cambio, aun desconociendo el monto que deben pagar por estos dispositivos de seguridad, temen que las cuotas eran demasiado altas y que el pago de este servicio termina por desequilibrar su presupuesto mensual.

 

Erróneamente, tratando de promocionar las alarmas sin cuotas –que también son muy efectivas y excelente opción de seguridad para determinadas propiedades- se han dado a la tarea de desprestigiar las alarmas conectadas a una central receptora tras considerar “que son un negocio para las empresas de seguridad”

 

Con base en todo esto, me propongo describir algunas de las ventajas de las alarmas conectadas a una central receptora de alarmas, que también se conocen como alarmas con cuotas de pago. Pueden ser cuotas que se cancelan mensualmente. Sin embargo, algunas compañías ofrecen opciones de pagos semestrales o anuales.

 

La finalidad de este post es darte a conocer algunas de las bondades de estos a dispositivos inteligentes de seguridad electrónica para que, al final del día, puedas tomar una correcta decisión de compra:

El pago puede realizarse a convenir con el usuario

Hay quienes no desean contratar alarmas con cuotas mensuales porque les resulta “incómodo” tener que ir a cancelar mensualmente la cuota de vigilancia.

 

Sin embargo, estas molestias son cosas del pasado, considerando que las empresas de seguridad han idea excelentes alternativas para abordar el pago, que resultan muy beneficiosas para el usuario. La mayor de ellas el pago en línea.

 

Además, se puede acordar con el usuario realizar pagos mensuales anuales por el servicio. Lo que también resulta muy útil en caso de que se están vigilando propiedades de personas que están fuera de la ciudad.

Ofrecen protección 24/7

Comprenderás bien que no puede comprarse tener un dispositivo que envía un aviso al propietario de la activación del sistema de seguridad, para que sea el mismo propietario quien tome medidas, que instalar un dispositivo de domótica que haga todo por el mismo.

Quizá la principal ventaja de las alarmas con cuotas mensuales sea precisamente la conexión con una central receptora de alarmas que vigila la actividad del sistema de seguridad durante las 24

horas, los 7 días de la semana.

Activación de protocolos de acción

Sin duda alguna, nada más cómodo que tener alarmas sin cuotas en casa para estar completamente tranquilo. Con este sistema de seguridad puedes salir de casa de viajes, turismo, paseo o negocio y estar disfrutando tranquilo, conociendo que, de presentarse una situación de riesgo en tu propiedad, no estarás obligado a hacer nada.

 

La razón es que las alarmas conectadas a la central tienen un protocolo de acción en caso de que dispare las alarmas. La misma alarma enviará una alerta a la central, que a su vez verificará el riesgo y solicitará el apoyo de las autoridades para atender cualquier robo de manera inmediata. Se le notificará obviamente al propietario, pero el protocolo de atención se cumplirá aunque la vivienda esté vacía.