La seguridad de tu empresa o local es una prioridad. Mucho más ante el crecimiento del índice de delitos relacionados con robos y hurtos de negocios que se está registrando en el país. En consecuencia, instalar alarmas negocios resulta una alternativa muy acertada para enfrentar la inseguridad y a la vez proteger la inversión.

Según cifras aportadas por el MInisterio de Interior en España y encuestas privadas realizadas por empresas aseguradoras, cerca del 95% de los delincuentes se privan de ingresar en propiedades protegidas por sistemas de alarmas, considerando los riesgos que implica la llegada de la Policía a la propiedad, mientras están ellos aún dentro.

De manera que, las alarmas para negocios son una buena opción para prevenir la llegada de intrusos a la propiedad, considerando que ésta deja de ser blanco de los ladrones o intrusos, y también por la “rápida acción y capacidad de respuesta” en el caso de que llegase a registrarse una intrusión.

Las alarmas para negocios figuran entre los sistemas de seguridad privada más solicitados en España y en Europa. Esto obedece a la efectividad de este equipo como método de protección de mercancía y de personal. Resulta además ideal para proteger puertas y ventanas del inmueble durante las horas en las cuales no hay actividad.

Aunque la gran mayoría de los propietarios de negocios en las ciudades más importantes del país cuentan ya con este tipo de seguridad privada, hay quienes aún buscan razones para instalar alarmas negocios y a eso precisamente vamos a hacer referencia

Alarmas de Hogar y Negocio
¿Ya encontraste el sistema de alarma que se adapte a tu hogar o negocio?
Comparar Precios de Alarmas

1- Las alarmas negocios son preventivas

Supongamos que el sistema de seguridad sea capaz de “actuar y tomar decisiones” alertando  a la Policía y a la empresa de seguridad ante la llegada de intrusos a la propiedad. Sin embargo, esta entrada terminará por representar una pérdida para el propietario del local aunque la policía lograse detener al intruso o aún si se logre evitar el robo de mercancía.

La razón es simple; la entrada de un intruso en la propiedad suele significar la violación de cerraduras, daños en puertas y ventanas e inclusive daños en el mismo sistema de seguridad. De allí que, se dice que la mejor función de una alarma para negocios es evitar que los intrusos entren al lugar.

Esta es quizás una de las mejores ventajas de este tipo de alarmas; la función de disuasión. Resulta muy beneficioso que los intrusos tengan temor de acercarse a la propiedad porque al estar protegida con alarmas para negocios, perpetrar el robo en el lugar será mucho más complicado.

2- Vigilancia del local las 24 horas del día

Todos los negocios tienen un horario de trabajo establecido. Son contadas las excepciones en las cuales se abre el lugar durante las 24 horas. Lo que ocurre en este particular es que el propietario de la empresa suele preocuparse mucho por la seguridad de su local, mientras está solo, es decir, cuando está cerrado.

Esta preocupación termina cuando decide instalar alarmas negocios, considerando que este equipo de seguridad inteligente es capaz de monitorear la actividad en el establecimiento de manera ininterrumpida y más aún envía alertas directas al propietario de presentarse alguna situación irregular.

Instalar este sistema de seguridad le dará al propietario la tranquilidad de poder activar la vigilancia remota para hacer un seguimiento del estado general del inmueble, desde cualquier lugar en el que se encuentre y a cualquier hora del día.  

Conexión  a una central receptora de alarmas

Le otorga un “plus” de protección al local e inclusive a los trabajadores que se encuentran en él, porque constituye la garantía de que llegarán las autoridades inmediatamente luego de detectarse la instrucción. Al instalar alarmas para negocios en su propiedad, el dueño del lugar podrá estar tranquilo sabiendo que, esté o no presente en el inmueble, será atendido por efectivos de seguridad de presentarse algun situación irregular en su local, sin que esto signifique para él un esfuerzo adicional.